top of page

#25N: Los díscolos queremos revolución.



Los días conmemorativos por causas sociales o activismos, son sumamente necesarios para causar impacto en la sociedad, visibilizar los embolados que han sido ocultados y para concientizar a las nuevas generaciones.


En el 2000, la asamblea general de las Naciones Unidas, una resolución para que el 25 de noviembre sea el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Invitando a gobiernos, organizaciones internacionales y ONGs a tomar manos en el asunto y coordinar actividades todos los años sobre esta fecha que eleven la conciencia pública.


Pero ¿Cuál es la causa para crear este día emblemático? En 1960, el dictador Rafael Trujillo, ordena asesinar a las hermanas Mirabal (Patria, María Teresa y Minerva), por su movimiento en contra de la dictadura que se encontraba sometida el país dominicano. Este asesinato fue el principio de su tragedia al que se iba a enfrentar el dictador. Provocó la ira del pueblo dominicano, haciendo que lo ejecuten en 1961. Sumado a esto, las organizaciones mundiales crearon espacios de diálogo para erradicar la violencia contra la mujer en más de 37 países y la lucha sigue.


Aún nos encontramos en un sistema gubernamental patriarcal, machista, opresor; que viola los dereches humanos, no determina políticas públicas para asegurar y velar por la erradicación de la violencia contra la mujer. Demostrando que el sexo “fuerte” y privilegiado, es el hombre. Politizando los cuerpos de las mujeres y menospreciando el valor que tienen para la sociedad. Desarrollando una diferenciación binaria entre hombre/mujer, en vez de posibilitar la equidad del hombre y la mujer.

La violencia es un problema mundial que todo país afronta, pero ¿Cuántas mujeres tienen que ser asesinadas para que la mentalidad de la sociedad tenga un cambio? ¿Cuáles son las acciones que van a determinar la seguridad para las mujeres? ¿Acaso la sociedad ecuatoriana no quiere tener equidad para sus ciudadanos? Y las preguntas siguen acrecentando.


Tenemos que unirnos para derrocar el sistema patriarcal que aún nos gobierna. Concientizando a nuestras familias, nuestrxs amigxs, parejxs, seres queridxs. Alzando la voz y arrebatando los derechos que el sistema nos ha quitado. Sabiendo que la lucha no será nada fácil, pero si nos unimos podremos cambiar la historia. Logrando emancipar a la mujer, convidando sus derechos, teniendo una sociedad equitativa e igualdad de derechos.


Sin embargo, el camino puede ser sinuoso, pero los díscolos que queremos revolucionar la sociedad ecuatoriana somos más. Unamonxs a esta lucha para que ya no exista la violencia y que nuestro país salga que la ignominia hacia la mujer. Los cambios empiezan por unx mismx, luego se realizan en colectivo.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page